El sauna es un baño de vapor o sudoración el cual se lleva a cabo en un recinto o en un sitio a una temperatura alta. Aprenda para qué sirve el sauna, su temperatura, los tipos y los beneficios de ir al sauna.

Qué es y para qué sirve el sauna?

El sauna es un tipo de baño que debe su origen a Finlandia. Para su realización se utiliza un cuarto de madera, el cual está aislado del exterior. Dentro de esta habitación una alta temperatura desconcentrada, la cual casi siempre es seca y en ocasiones húmeda. En resumen es entonces un baño de vapor o de sudoración.

El sauna sirve porque se le atribuyen cualidades desintoxicantes, que en caso de ser manejadas de una manera controlada, amplíen de forma considerable la experiencia en el cuidado del cuerpo. Lo utilizan con regularidad las personas que quieren bajar de peso de forma controlada. Asimismo, se le atribuye al sauna la capacidad de elevar las defensas y posibilitar la eliminación de metales pesados.

No existe una comprobación científica sobre si mejora la condición de la artritis reumatoide, pero se piensa que es útil para ello.

A qué temperatura funciona un sauna?

Aunque la temperatura del sauna depende del tipo de sauna, se puede decir que oscila entre los 40 °C y los 70 °C. Igualmente se los suele dividir en tres salas:

  • Primer sala – Ronda los 25° y 30 °C.
  • Segunda sala – Ronda los 40° y 50 °C.
  • Tercera sala – Ronda los 55° y 60 °C.

Tipos de sauna

  • Sauna seca o finlandesas – Opera gracias a un sistema de resistencias eléctricas con el que se calientan las piedras que después de ponerse al rojo vivo, van a desprender el calor seco.
  • Sauna húmeda o baño turco – El baño turco o hamam es un tratamiento para la piel que consiste en el uso de un baño de vapor de agua caliente. También se puede tratar de una única sauna con una temperatura fijada o en su defecto de distintas saunas a temperaturas diversas, las cuales son cada vez más ascendentes para dar un tratamiento de la piel más completo.
  • Sauna por infrarrojos – Consiste en el uso de una resistencia eléctrica, la cual emite rayos infrarrojos para que incidan de manera directa en el cuerpo y así provocar un efecto de calor en los tejidos. Por sus características logra la misma sensación que una sauna finlandesa.

Beneficios de ir al sauna

  • Limpieza de la piel – Hay que empezar por mencionar que uno de los métodos más antiguos para la limpieza de la piel es el baño de calor. Con lo anterior el cuerpo va a producir un sudor profundo y en ese sentido un baño sauna es perfecto, pues los poros se dilatan y las células muertas son eliminadas.
  • Eliminar toxinas – No siempre se cuenta con tiempo libre para poder realizar ejercicio con regularidad. En este caso particular, un baño sauna es perfecto para que se puedan ir eliminando esas toxinas que quizá se mantienen por la falta de ejercicio.
  • Dolor en las articulaciones y músculos – Gracias al calor que el cuerpo recibe con este tipo de baño, se liberan endorfinas. Con lo anterior, el cuerpo accede a un efecto calmante con el que se reducen los dolores en los músculos o la artritis.
  • Quemar calorías – Son muchos los spas que suelen afirmar que un baño sauna ayuda a bajar de peso. De todas maneras, lo anterior no es del todo correcto, aunque si se puede confirmar que es de gran ayuda para deshacerse del exceso de calorías.
  • Promover el sueño profundo – Los estudios han encontrado que este tipo de baño facilita que el sueño sea cada vez más profundo, teniendo en cuenta que eleva la temperatura corporal y se van a liberar endorfinas.
  • Mejorar el desempeño aeróbico – La temperatura elevada no sólo es positiva para la salud, sino para el rendimiento deportivo.
  • Ganar músculo – Como consecuencia de la exposición a un baño sauna, el cuerpo va a estar sintetizando y degradando proteínas de manera constante. En ese sentido, la ganancia muscular va a ser la diferencia entre la síntesis y la degradación.
  • Aumentar la longevidad – Tal parece que en algunos estudios se ha encontrado que a mayor frecuencia de uso de los baños sauna, hay una menor mortalidad. De todos modos la correlación no implica causalidad.
  • Socializar – Debido a las condiciones del espacio y de la actividad, es cacique obligatorio que se termine socializando con quienes se encuentran en medio de la actividad.
  • Control del estrés – Además de su capacidad para hacer que el cuerpo libere endorfinas, el control del estrés será cada vez mejor con este tipo de baño.

Beneficios secundarios de ir con regularidad al sauna

  • Hay que tener en cuenta que el sauna va a ocasionar cambios cardiovasculares y hormonales, pero los mismos van a ser transitorios y generalmente son bien tolerados por los adultos y los niños sanos.
  • El sauna no influye en la fertilidad.
  • Es seguro durante el embarazo, en la medida en que se trate de un embarazo sin complicaciones y en una mujer sana.
  • En ciertos casos puede ser de gran ayuda para disminuir la presión arterial en los pacientes con hipertensión.
  • Puede aliviar el dolor y a su vez mejorar la movilidad articular en pacientes con enfermedad reumática.

Contraindicaciones de ir al sauna

Tener cuidado con:

  • Angina de pecho inestable.
  • Estenosis aórtica severa.
  • Infarto de miocardio reciente.
  • Para las personas con enfermedad cardíaca coronaria, angina de pecho inestable o infarto de miocardio antiguo es seguro, pero lo ideal es consultar al médico.
  • El consumo de alcohol durante un baño de esa una incrementa el riesgo de hipotensión, arritmias y muerte súbita.
  • Debe ingresarse al sauna con una buena hidratación, ya que en caso contrario, la deshidratación en combinación con un calor intenso va a ocasionar problemas de salud graves.

Diferencias entre baño turco y sauna

  • Presencia de agua – En el baño turco ha y una alta concentración de humedad, pero enlaza una se trata de un calor seco.
  • Temperatura – En una cabina de una sauna puede oscilar entre los 80° y los 90°. Por su parte, en un baño turco no va a exceder los 70°.
  • Uniformidad de la temperatura – En un baño turco la temperatura va a ser distinta según sea el lugar, por ejemplo en el suelo va a oscilar entre los 20° y los 25 °C, mientras que a la altura de la cabeza puede ser entre 50° y 60 °C.
  • Esencias aromáticas – Lo usual es que en un baño turco se usen esencias aromáticas, una combinación de juegos de luces y sonidos para estimular los sentidos.
  • Piel más limpia – Debido al trabajo que se hace con el vapor sobre la piel, un baño turco consiguió una limpieza más profunda en comparación con la sauna.
  • Limpiar pulmones – El efecto de un baño turco no es sólo externo, sino que los pulmones se van a ver beneficiados por respirar vapor de agua.

Mitos y verdades del sauna

  • Mito – Se suele pensar que el sauna ayuda a bajar de peso, pero si no se complementa con una dieta y ejercicio no adelgazará por su cuenta.
  • Mito – Lo que se pierde en el sauna es líquido, así que al pesarse antes y después habrá diferencia, pero se recuperará al otro día.
  • Mito – Se cree que afecta la vida sexual, pero no hay relación directa entre ambas variables.
  • Verdad – Cuida de la salud del cuerpo en general.
  • Verdad – Es ideal para dar un tratamiento de la piel de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *