Son múltiples las motivaciones que pueden llevar una persona a preguntarse por cómo escribir un libro, así que a continuación se habla respecto.

Cómo escribir un libro

Crear un concepto para el libro

  • Desarrollar una idea – Antes de escribir directamente, es necesario contar con un tema, un tópico o un referente para confeccionar el contenido. En ese orden de ideas se precisa de un argumento general, un ambiente, un resumen, protagonista, etcétera.
  • Estudiar sobre el concepto – Ya que probablemente la información estará un poco vaga en este momento, se aconseja leer o consultar por obras que tengan un concepto similar, para así pulir las ideas.
  • Desarrollar el concepto – En estos casos lo más conveniente es ir haciendo para ir corrigiendo. Intenté escribir para ir identificando qué vale la pena y qué no.
  • Tenga en cuenta el público – Una vez con el concepto claro, recuerde que usted está escribiendo para otras personas, así que siempre hágalo pensando en ello.

Organizar el argumento del libro

  • Elegir una estructura – Las decisiones a partir de este momento deben irse ajustando según las características de lo que se busca. Considere una estructura en actos, el relato sobre un héroe, etc.
  • Elegir un conflicto – Es fundamental que se cuente con uno para que el libro pueda atraer la atención de los lectores. De nuevo, la lectura de otro contenido puede ser una buena referencia.
  • Tomar en cuenta el tema – Además del argumento central y de una estructura básica, vale la pena que se busque ahondar en un tema en particular para que el lector siempre esté enganchado.
  • Planificar los giros argumentales – Son muy importantes para que el lector sienta que no está en condiciones de anticipar siempre lo que va a ocurrir en la historia. Con una buena planificación se mantendrá la atención y el interés de las personas en lo que se escribe.
  • Resumir – En cuanto se definan todas las anteriores variables, usted ya sabrá cómo cuando va a llegar al punto que desea. Es muy importante que escriba todo lo que se le ocurra, pues si no se actúa de esta manera, las ideas se van a perder.

La creación de los personajes para un libro

Si el libro precisa de personajes, es fundamental trabajar en ellos.

  • Número de personajes – El transcurso de la historia para un resultado, pero con esto nos referimos a los personajes principales y secundarios. Hay que considerar el equilibrio.
  • Equilibrar los personajes – No todas las personas son perfectas en todo y por supuesto cuentan con defectos. La personalidad es un factor clave para que la gente se interese en un personaje.
  • Conocer al personaje – Vale la pena diseñar toda una historia de vida para cada uno de ellos, incluso aunque no se la relate en el libro. De esta manera será mucho más fácil escribir sobre ellos.
  • Evaluar los personajes – Hay que analizar cada uno de ellos por fuera del libro y de la historia para verificar que son convincentes.

Diseñar el ambiente al hacer el libro

  • Visualizar – Es el paso más sencillo, pero más relevante para poder tomar decisiones. Se puede pensar en un estilo arquitectónico, en la manera en la que se dispone una ciudad, etcétera.
  • La logística – No sólo se trata de escribir y nada más que eso, ya que se trata de un ambiente, hay que considerar hasta el más pequeño detalle para que sea conveniente.
  • Entender los sentidos – Cada uno de los sentidos de los personajes y de los lectores tendrán que estar involucrado, así que haga lo posible para recrear una experiencia que sea atractiva.

Consejos sobre cómo escribir un libro

  • Un espacio para escribir – Las decisiones en cuanto a este aspecto corresponden a si se va a utilizar un ordenador, papel y lápiz, etcétera. También hay que seleccionar un lugar de escritura y cubrir todas las comodidades para ser productivos.
  • Un horario de escritura – Existen momentos en el día en el que somos más creativos, así que identifique ese lapso de tiempo. Vale la pena establecer un horario de escritura y escribe siempre a esa misma hora.
  • El bloqueo de escritor – Lo mejor en estos casos aunque sea paradójico es escribir, no importa que tenga sentido, lo clave es que se hiciese con la actividad y después todo va a fluir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *