La epidermis es la capa superficial de la piel, que a su vez se encuentra subdivida en capas o estratos. Conozca cada una de las capas de la epidermis, sus funciones, características y para qué sirven.

Qué es la epidermis?

La epidermis es la capa externa de la piel y cumple con la tarea de ser la barrera más importante del cuerpo respecto al ambiente externo hostil. En cuanto a los humanos, el grosor varía desde un mínimo de 0,1 mm para los parpados y un máximo de 1,5 mm en las palmas de las manos o para las plantas de los pies.

En ese sentido, la epidermis es el revestimiento superficial del cuerpo para cubrirlo casi en su totalidad, con la única excepción de los orificios y las mucosas, lugares en donde continúa con un tejido de revestimiento que se conoce como epitelio.

Capas o estratos de la epidermis

La epidermis se encuentra formada por cinco capas o estratos, con la excepción del basal, que al mismo tiempo comprenden a las nuevas capas de células.

Estrato córneo (stratum corneum) – Es la capa más superficial de la epidermis y se encuentra formada por las células escamosas muertas, delgadas y planas, que se van desprendiendo de forma continua para ser reemplazadas con otras.

Estrato Basal

Estrato lúcido (stratum lucidum) – Es una capa que también se conoce como transparente y se ubica únicamente en las zonas más gruesas de la epidermis, como es el caso de las palmas de las manos y las plantas de los pies, se caracteriza por ser muy delgada y en los bordes o los núcleos de las células casi que no se puede reconocer.

Estrato lucido

Estrato granuloso (stratum granulosum) – Las células de esta capa de la epidermis contienen gránulos rellenos por una sustancia que se conoce como queratohialina, la cual se requiere para la producción de la queratina.

Estrato Granuloso

Estrato espinoso (stratum spinosum) – Está compuesto por 8 a 10 capas de células con formaciones irregulares, con puentes intercelulares muy destacados. Resaltan por ser ricas en ADN, el cual es necesario para una buena síntesis proteica que culmina al producir queratina.

Estrato espinoso

Estrato basal (stratum basale) – Se lo denomina en ocasiones estrato germinativo y es una monocapa de células cilíndricas, siendo las únicas que experimentan la mitosis. Según se vayan formando células nuevas, las primeras van a emigrar o se desplazarán hacia capas superiores de la epidermis, hasta que se van desprendiendo en la superficie cutánea. En cuanto a la construcción de las células madre de queratinocitos se da por la división celular y la regeneración se efectúa en distintas fases.

Estrato Basal

Funciones de las capas de la epidermis

Estrato córeno (stratum corneum) – Es una capa con una resistencia elevada ante la erosión debido a que la unión entre las células aparece reforzada. En cuanto el proceso por medio del cual las células más profundas de la epidermis se pueden llenar de queratina y también se desplazan hacia la superficie de la piel, se conoce como queratinización. Estas son células a las que se le sustituyó su citoplasma por una proteína hidrófoba o queratina.

Estrato lúcido (stratum lucidum) – Los queratinocitos son diáganos y se agrupan. No cuentan con núcleo ni citoplasma pero están rellenas de una sustancia gelatinosa que se conoce como eleidina, la cual se transforma en queratina.

Estrato granuloso (stratum granulosum) – Las células se distribuyen entre 2 y 4 capas, que ya se han empezado a degenerar, así que en su citoplasma y concentraciones altas de enzimas lisosomales que en ocasiones les hace falta núcleo. Aquí es donde se da inicio con el proceso de queratinización.

Estrato espinoso (stratum spinosum) – En casos donde se presentan enfermedades cutáneas, esta es una capa con la capacidad de retener agua, para formar ampollas en la piel. Se recuerda que es muy rica en ADN, que se precisa para la síntesis proteica que culmina en la producción de queratina.

Estrato basal (stratum basale) – Es donde se da el estado germinativo del proceso. Se anota que la construcción de células madre de queratinocitos se consigue por medio de la división celular y que también la regeneración se logra en distintas fases.

Para qué sirven las capas de la epidermis?

Al revisar cada una de las funciones de las capas o estratos de la epidermis, se puede identificar que cada capa cumple con una función específica, que tiene como objetivo final la producción de la queratina y la conformación de las células que le van a dar a la epidermis la consistencia necesaria para la protección externa del cuerpo.

Caracteristicas de la epidermis

  • Queratinocitos – Son los que componen en su mayoría a la epidermis.
  • Segmentación en estrato o capas – Cada capa o estrato de la epidermis cumple con una función en particular para la conformación final de esta parte del cuerpo. Asimismo, son parte crucial para la producción de queratina.
  • Pigmentocitos – Son los responsables de la pigmentación de la piel.
  • Capa superficial de la piel – La epidermis tanto para los humanos como los animales vertebrados, es una capa superficial con la que se protege la piel.
  • Mayor órgano – Es el órgano más grande del cuerpo humano.
  • Peso – Como aproximación, son 5 kg en el homo sapiens.
  • Espesor – Se calcula que varía entre los 0,5 y los 4 milímentros.
  • Barrera protectora – Protege el organismo ante el medio y que también va determinando la estructura de los cutáneos anexos como puede ser el cabello y las uñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *