Un detector de metales es un instrumento que se utiliza para detectar objetos metálicos que no se pueden ver a simple vista. Presentamos las partes de un detector de metales, los tipos de detectores de metales y más.

Qué es un detector de metales?

Un detector de metales es un instrumento que funciona a partir de impulsos electromagnéticos, para así poder detectar objetos metálicos que a simple vista no son visibles. Por supuesto su capacidad y precisión va a depender del modelo que se emplee en una búsqueda.

Cómo funciona un detector de metales?

El funcionamiento de un detector de metales parte de un principio de transmisión de un campo electromagnético desde la bobina, hacia el terreno sobre el que se está realizando la búsqueda. En ese sentido, cualquier objeto metálico u objetos en general que cumplan con esa condición, que haga parte de ese campo electromagnético, se va a registrar y por ende a retransmitir su propio campo electromagnético.

Cómo funciona DETECTOR DE METALES

A partir de aquí, la bobina del detector de metales va a recibir el campo retransmitido y procederá a alertar al usuario por medio de una producción de una respuesta al objetivo. Según sea el tipo de detector de metal, se puede establecer una distinción entre los tipos de objetivo.

Tipos de detectores de metales

Detectores de baja frecuencia – Son los que se usan de forma más frecuente. Operan por medio de una o dos frecuencias. Tienen mayor sensibilidad al cobre y a la plata. Disponen de una buena profundidad. De todos modos, el inconveniente más relevante es que no tienen mucha estabilidad, ni tampoco un buen rendimiento, ya que están influenciados por la mineralización del terreno en donde sean usados.

Detectores multifrecuencias – En pocas palabras son detectores de baja frecuencia, los cuales utilizan entre 17:28 frecuencias para su búsqueda, en donde la mayoría de los que utilizan este sistema, van a trabajar con las frecuencias que comprenden entre 1,5 y 25 o 100 Khz, así que se mejora su estabilidad y funcionamiento, incluso aunque se trate de un terreno muy mineralizado.

Detector de inducción de pulsos – Para los detectores de pulsos, se los considera en aquellas búsquedas que son de playa o en lugares en donde hay una nula presencia de chatarra.

Detectores de cajas o antena – Es un tipo de detector que usa un sistema de transmisión y recepción. En cuanto a la diferencia de funcionamiento, se debe a la posición perpendicular de las bobinas entre ellas, al igual que la distancia que las separa, la cual es de 70 cm y de 10 m. Puede distinguir los metales férricos y los no férricos con la práctica. Igualmente, son poco sensibles a los objetos de un tamaño pequeño y se pueden influenciar fácilmente de acuerdo con las características del terreno en donde sean usados.

Partes de un detector de metales

Estabilizador – En realidad se trata de una parte que es opcional. Se utiliza para poder mantener la unidad estable al tiempo que se la está manejando.

Barra – Es la que conecta la caja de control con la bobina.

Caja de control – En ella se encuentran los circuitos, controles, altavoz, baterías y el microprocesador.

Bobina de búsqueda – Esta es la parte que se encarga de verdad de detectar el metal y se la llama también como antena o cabeza de búsqueda.

Consideraciones para comprar un detector de metales

  • Tipo de detector – En base al uso que le darás, al terreno y lo que tienes en mente encontrar, tendrás que elegir el tipo de detector de metales adecuado.
  • Potencia del detector – No es lo mismo un detector pequeño y de baja potencia que uno grande; dependiendo qué busques y el lugar, tendrás que adaptarte.
  • Marca del detector de metales – Es importante tener en cuenta que para trabajos precisos, necesitarás detectores de calidad como Fisher, GarretCoinmaster.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *