Las nubes se van formando debido al enfriamiento del aire, lo que ocasiona la condensación del vapor de agua, el cual es invisible, para ser gotitas o partículas de hielo visibles. Estas partículas son tan pequeñas, que son sostenidas en el aire por las corrientes verticales más leves.

De que son las nubes?

Las nubes no son simplemente vapor de agua como se suele decir. Es importante anotar que el agua en su estado gaseoso es invisible para nosotros, mientras que las nubes sí se pueden observar con normalidad. Por lo tanto, las nubes son gotas de agua (líquida) diminutas en suspensión, aunque también puede ser heladas cuando están a una cierta altura.

Las gotas que conforman las nubes se pueden mantener en el aire gracias a que su tamaño es diminuto, el cual puede oscilar entre 0,2 y 0,3 mm de diámetro.

Por qué se forman las nubes?

La superficie de nuestro planeta se encuentra recubierta en un 70% de agua. En ese sentido, al calentar los mares, ríos, lagos y estanques por la acción del Sol, se ocasiona un proceso de evaporación de una cantidad considerable de agua de manera constante.

Por otro lado y en simultáneo, las plantas verdes van absorbiendo la humedad del terreno e introducen la misma en el aire por la acción de sus hojas, bajo la forma del vapor acuoso. Sólo es necesario que se piense que en un único árbol de manzanas, durante un lapso de seis meses, pueden emanar hacia el aire 6800 litros de agua.

Es entonces ese aire húmedo y caliente que se produce desde la superficie, el que se eleva hacia la atmósfera y a medida que sube tiende a enfriarse. En algún momento, el vapor acuoso termina por condensarse en gotas microscópicas. De esta manera, como se ha mencionado, las nubes están constituidas por esas gotitas.

Formacion de nubes

Otras formas en las que se forman las nubes

Humedad de las montañas – Las nubes también se pueden formar como una masa de aire húmedo y caliente, la cual se va elevando por las pendientes de una montaña, en otras palabras, la humedad se transforma en una nube.

Condensación – Una nube también se puede formar en el momento en que una masa de aire caliente y húmedo se pueden rozar en un extractor de aire frío el cual se ubica debajo, entonces el aire caliente pasa a enfriarse y se da la condensación.

Tipos de nubes

Los tipos de nubes se los ha clasificado de esta manera porque las investigaciones han permitido comprobar que hay diferencias entre las nubes de acuerdo con su tamaño, el color, la manera en que se forman, entre otros factores.

Tipos de nubes – nubes altas

  • Cirros – Son un tipo de nube blanca, transparente y que no tiene sombras internas, la cual muestra un aspecto con filamentos delgados y largos. En relación con esos filamentos, van a poder mostrar una distribución de tipo regular con líneas en paralelo, tanto rectas como sinuosas. En algunos casos, los filamentos van a poder tener una forma embrollada. En términos generales, son nubes que en el cielo se observan como si fuesen brochazos. Lo típico es que cuando los cirros invaden el cielo, en las próximas 24 horas se dará un cambio brusco del tiempo con un descenso en la temperatura.
  • Cirrocúmulos – La capa que forman es casi continua con el aspecto de una superficie que tiene arrugas muy finas y unas cuantas formas redondas como si fuesen copos de algodón. Son nubes absolutamente blancas y no tienen sombras. Si en el cielo hay muchos cirrocúmulos es probable que en unas 12 horas se dé un cambio en el tiempo. Casi siempre preceden a las tormentas.
  • Cirrostratos – Su apariencia es la de un velo, por tanto son difíciles de distinguir sus detalles de estructura, aunque en ocasiones son de un estriado largo y ancho. En cuanto a sus bordes cuentan con límites regulares y definidos. Lo usual es que produzcan un halo en el cielo alrededor de la Luna o el Sol.

Nubes altas

Tipos de nubes – nubes medias

  • Altocúmulos – Se asemejan al concepto de tamaño mediano, son de estructura irregular y tienen sombras entre sus cuerpos. Al observar las presentan ondulaciones o estrías que son anchas en la zona inferior. Normalmente precede un mal tiempo ocasionado por tormentas o lluvia.
  • Altostratos – Son unas capas delgadas de nubes con ciertas zonas muy densas. Casi siempre se puede ver el Sol a través de la capa de las nubes. Su aspecto es el de una capa uniforme de nubes con unos cuantos manchones irregulares. Presagian casi siempre una lluvia fina y pertinaz con un descenso de la temperatura.

Nubes medias

Tipos de nubes – nubes bajas

  • Nimbostratos – Su aspecto es el de una capa regular con una tonalidad gris oscura y distintos grados de opacidad. En muchos casos su aspecto es un poco estriado lo que corresponde con sus distintos grados de opacidad y las variaciones del color gris. Son un tipo de nube típica durante las lluvias de primavera y verano y de nieve al ser invierno.
  • Estratocúmulos – Tienen ondulaciones amplias que se parecen a cilindros alargados, así que pueden tener una gran extensión. Son nubes con diferentes intensidades del color gris. En pocas ocasiones aportan lluvia.
  • Estratos – Su apariencia es la de un banco de neblina de color gris que se puede observar con una estructura regular o definida. Tienen muchos manchones de varios grados de opacidad y variaciones en el color gris. Al ser invierno u otoño permanecen mucho tiempo en el cielo durante el día. En la primavera e inicios del verano se dan durante la madrugada para dispersarse en el día.

Nubes bajas

Tipos de nubes – nubes de desarrollo vertical

  • Cúmulos – Son de un gran tamaño y su aspecto es masivo, con sombras marcadas si se encuentran entre el observador y el Sol, por tanto son nubes grises. Cuentan con una base horizontal y en la zona superior tienen protuberancias verticales de un tamaño importante las cuales se forman de manera continua, razón por la que su aspecto se asemeja a una coliflor. Son un síntoma de un buen tiempo si hay poca humedad ambiental y aun poco movimiento en vertical en el aire.
  • Cumulonimbos – Son de un gran tamaño y su apariencia es masiva, en donde el desarrollo vertical es bastante marcado, lo cual da una impresión de unos montañosos farallones y su cúspide puede lograr una cierta forma de hongo con dimensiones grandes. La estructura es lisa o un tanto fibrosa, desde las que se observan distintas intensidades de una tonalidad grisácea.

Cumulonimbos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *