Diego Rivera fue un muralista mexicano muy reconocido, de marcada ideología comunista y reconocido por plasmar en sus obras siempre contenido social en los edificios públicos en donde trabajaba.

11 obras más famosas de Diego Rivera

El hombre en el cruce de caminos – Es una obra que se dio como un encargo de John D. Rockefeller Jr. Que después se mandó a destruir porque en él estaba el retrato de un líder comunista, Vladimir Lenin. Pese a ello, en otro momento Diego Rivera retomó varias de sus características para una obra más en el Palacio de Bellas Artes en 1934.

El hombre en el cruce de caminos

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central – Es uno de los trabajos más reconocidos de Diego Rivera, que a su vez está en el formato con el que se lo identifica. Es de 1947 y fue una solicitud de Carlos Obregón Santacilia, un arquitecto que buscaba decorar el restaurante del Hotel del Prado.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central

Murales en la SEP – Desde el año 1922 Diego Rivera trabajó en el edificio que ahora ocupa la Secretaría de Educación Pública en México. Según los registros, asumió la responsabilidad de pintar los Patios Principal y de Juárez del edificio central.

Murales en la SEP

El niño del taco – Es una obra del año 1932, en la cual se ve una imagen en la que Diego Rivera hizo lo posible para rescatar en sus murales un formato con una técnica procedente de la litografía. Allí se ve a un niño mientras disfruta de un taco, una comida típica de México.

El niño del taco

Mural sobre piedras en Acapulco – No sólo en las paredes se puede ver el arte de Diego Rivera. Esta es una obra que está en una casa que perteneció a una de sus amigas, Dolores Olmedo, una coleccionista que en varias ocasiones actuó como mecenas para que así se difundiera y se pudiese dimensionar lo clave que fue su arte.

Mural sobre piedras en Acapulco

Unidad panamericana – El contenido social fue uno de los pilares en el trabajo de Rivera, y en este trabajo del año 1940 se lo ve enalteciendo las labores de los pobladores originarios de las tierras denominadas como panamericanas, haciendo notar que su trabajo fue fundamental para la consolidación de lo que se ve y se conoce en la actualidad por esta zona del mundo.

Unidad panamericana

Epopeya del pueblo mexicano – Diego Rivera siempre buscó exponer la historia de México a partir de los esfuerzos de su población en todo sentido. Esta es una obra de 1935 que da cuenta de lo heroico y valioso del relato de independencia y resistencia de su país.

Epopeya del pueblo mexicano

Gloriosa victoria – Es un mural elaborado por Rivera del año 1954. Es un trabajo con el que se brinda apoyo al pueblo de Guatemala considerando que de manera reciente fue invadido por los Estados Unidos. Pese a ello, el mural no fue bien apreciado y se acusó al artista de ser un crítico del comandante aliado de la Segunda Guerra Mundial, así que su trabajo no se expuso en el continente americano.

Gloriosa victoria

El portador de flores – Es una obra creativa y famosa en donde pese a no contar con muchos elementos, permite ver a un obrero que se arrodilla por el peso que arrastra. Destaca por los tonos de los colores usados, además de la mezcla de los brillantes con los oscuros.

El portador de flores

La creación – Es un mural del año 1922 que se elaboró con base en la técnica de resina de copal emulsionada con cera de abeja y que además se mezcló con pigmentos fundidos a fuego directo. Es una representación en donde se entremezclan detalles religiosos con referencias al pensamiento o conocimiento.

La creación

Liberación del peón – Es un trabajo del año 1931 en donde se da una narrativa bastante aterradora con referencia al castico corporal. Así mismo, es una crítica a la imposición del peonaje como un sistema de servidumbre a sueldo que los colonizadores españoles impusieron para que así los indios trabajaran la tierra.

Liberación del peón

Quien fue Diego Rivera?

Diego Rivera por su profundo vínculo con la ideología comunista, no sorprende que se haya casado con Frida Kahli. Se lo identifica principalmente por la creación de diversos murales con un alto contenido social, en varios puntos de una zona que ahora se conoce como Centro Histórico de la Ciudad de México, al igual que en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo y otras ciudades más (de México y el extranjero).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *