La pirámide de Kefrén se conoce también con el nombre de pirámide de Jafra. Forma parte de las pirámides de Guiza (donde también podemos encontrar la esfinge de Giza). Su construcción se remonta al siglo XXVI antes de Cristo, en la planicie de Guiza, Egipto. Antiguamente se denominó como la Gran Pirámide, debido a que parecía ser más grande que la de Keops.

Pirámide de Kefren (la más alta de las pirámides)

Qué representa la pirámide de Kefrén

La construcción de esta estructura la ordenó Kefrén, el cuarto faraón egipcio de la cuarta dinastía. Kefrén era el hijo del faraón Keops, y su hijo era Micerinos. Evidentemente era alguien a quien le gustaban las construcciones ya que también se le atribuyen a este faraón: la Esfinge, un templo funerario, el Templo del Valle y una calzada procesional.

Al igual que sucede con otras pirámides, la pirámide de Kefrén fue construida con el objetivo de ser una tumba para el faraón que decretó su construcción. Según la creencia egipcia, estas tumbas contenían la esencia de la persona para la eternidad. Los antiguos egipcios pensaban que el faraón resucitaría ascendéis al cielo para una vida eterna entre dioses, su vida se transfiguraba  en una estrella. Las pirámides eran una forma de demostrar el poder de los faraones, demostración que trascendía en el tiempo después de morir.

Las pirámides son grandes curiosidades del mundo. Por qué no miras estas otras 99 que tenemos para ti?

Medidas de la pirámide de Kefrén

Aunque la pirámide de Kefrén era desde el principio más pequeña que la pirámide del faraón Keops, muchos la llamaban la Gran Pirámide. La confusión en este tema se debía a que estaba ubicada a un nivel más sobre la planicie de Guiza. Sin embargo actualmente es, en efecto, la más alta del complejo de pirámides de Guiza, esto se debe que la de Keops ha sufrido daños en la cima. La pirámide de Kefrén tiene 143,5 m de alto y cada lado tiene 215.5 metros de longitud.

Construccion de la piramide de Kefrén

La construcción no fue algo sencillo ni tampoco rápido. Luego de ardua planificación y miles de esclavos trabajando de sol a sol, se finalizó. Se estima que la obra duró más de 1 año, incluso trabajando con muchos esclavos al mismo tiempo, puesto que la cantidad de piedra a llevar era muy mucha, hubo que curbrir una superficie de 2.216.240 metros cúbicos de roca.

Distribución de la pirámide de Kefrén

La pirámide de Kefrén está distribuida dentro de un complejo fúnebre que, hacia el oriente, tiene un templo funerario. Se observa una calzada para procesión pavimentada que lo une al Templo del Valle, ubicado en los alrededores de la Gran Esfinge, con planta y diseño parecido al templo Osireion.

Hay patios y columnas sin ningún adorno o jeroglífico, revestidas de granito. Además hay una pirámide accesoria, cinco hoyos que contienen barcas solares y más de cien habitaciones grandes. Estas últimas eran los almacenes o los talleres de quienes trabajaban en la pirámide.

Interior de la pirámide de Kefrén

En el lado norte de la pirámide de Kefrén hay dos entradas. Una de las entradas está a doce metros de alto, ubicada en medio de la cadena de pirámides. La otra entrada está en la base y tiene un largo pasaje interior.

Puerta de acceso a una pirámide (NO es la piramide de Kefren)

La cámara del sarcófago se encuentra esculpida directamente en la roca, pero el techo está estructurado con lápidas de granito puestas de forma oblicua, a dos aguas. Los muros están también revestidos usando obra de cantería. Dentro de la cámara fúnebre está el sarcófago en granito color negro, ubicado casi al ras del suelo, el cual tiene mucho tiempo vacío.

Que hay en el interior de una piramide?

Lo que uno encuentra en la gran mayoría del interior de las piramides es justamente roca. Son total y absolutamente macizas, excepto por pequeños caminos internos (estrechos) donde uno puede avanzar hasta llegar a las cámaras secretas donde deberían residir los faraones luego de su muerte.

Obviamente no es un camino sencillo, ni tampoco fácil de seguir puesto que parecen un laberinto; la finalidad de esto era que en caso de alguien entrar a profanar la tumba de los faraones, no pudiese salir. Si alguien se quedase perdido dentro, dificilmente podrá salir y quedaría allí durante toda la eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *