El cronómetro es una especie de reloj que se destaca por la exactitud y la precisión con la que puede medir el tiempo de un evento. Funciona por al accionar un botón de inicio y posteriormente detenerlo.

Son muchas las aplicaciones que se le puede dar a un cronómetro. En cualquier aspecto de la vida diaria es muy útil y aún más en eventos especiales que requieren de registrar tiempos precisos. Gracias MalloryS por la guia técnica.

Qué es un cronómetro

Un cronómetro es una clase de reloj, por lo general mecánico, en el cual la precisión se ha comprobado y certificado por algún organismo de control de precisión. Actualmente el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC) es el centro encargado de certificar la gran mayoría de los cronómetros.

El reloj que ha sido certificado como cronómetro va por lo general repleto de cronometría y de una mención especial en la esfera. El COSC informa en su página web oficial que  anualmente se certifican un millón de relojes, lo que sólo representa el 3% de toda la fabricación suiza.

Quién invento el cronómetro

A inicios del siglo diecinueve, un relojero suizo llamado Louis Berthoud, desarrolló por vez primera y de forma oficial un cronómetro. Su invento se dio gracias a que pudo perfeccionar el sistema de cuerdas.

Aunque hay versiones que sostienen que el también relojero suizo George Graham, el cual vivió entre 1673 a1751 ya había empleado el término cronómetro. En este caso para hacer referencia a un mecanismo con funcionamiento parecido de un pequeño reloj de péndulo portátil.

Es necesario mencionar que antes de la aparición del cronómetro de Louis Berthoud, existían instrumentos para medición parecidos. Estos eran usados por marinos y se desarrollaron en los años 1763 a 1761. En la historia más moderna, el cronómetro de pulsera lo diseño la casa de relojes Rolex, en el año 1910.

Cómo funciona un cronómetro

El funcionamiento de un cronómetro consiste en contabilizar de forma precisa el tiempo de un suceso. Los cronómetros son fáciles de utilizar, para iniciar el conteo se debe pulsar un botón de inicio. Una vez que ha terminado el evento se detiene el tiempo en el botón de parada.

El tiempo que abarcó el suceso contabilizado se mostrará en la cara del reloj de pulsera, así como otros datos comunes, como la hora y la fecha. Puedes volver a reiniciar el cronómetro para contabilizar otro evento o suceso. Hay relojes de pulsera que cuentan con cronómetro, pero también hay modelos que pueden colgarse en el cuello o llevarlo en el bolsillo.

Clasificación de los cronómetros

  • Cronómetros digitales: Estos emplean un circuito electrónico y un oscilador de cuarzo para la medición del tiempo. La fuente de poder suele ser una celda hecha de plata o una batería del tipo alcalina que va alimentando al oscilador y al circuito del contador y del indicador.
  • Cronómetros analógicos: Emplean elementos mecánicos en la medición del tiempo. La fuente de poder suele ser un resorte helicoide que guarda energía obtenida al darle cuerda.

Tipos de cronómetro

Los tipos de cronómetro tienen relación con la forma en que viene dividido el tiempo y la capacidad de medir fracciones cada vez más pequeñas de tiempo. De las necesidades de cada uno es que surgirá la mejor elección.

No usarán el mismo quienes buscan medir una carrera de 100m llanos (menos de 10 segundos) a quien necesita medir un partido de tenis (en ocasiones más de 3 horas). Entonces…

  • Decimal de minutos (0.01 min): Tiene una cara con cien divisiones y cada una de ellas corresponde a 0,01 minuto o decima de minuto. De manera que cuando la manecilla completa una vuelta, se está cumpliendo un minuto de conteo.
  • Milésima de minuto (0,0001 min): Cada división de la cara del cronómetro corresponde a la milésima de un minuto. Cuando la manecilla principal da una vuelta completa, el conteo lleva un total de 0.0 minutos.
  • Decimal de hora (0,0001 de hora): En este caso la caratula está dividida en 100 partes, pero cada una equivale a una diezmilésima de hora. La vuelta de la manecilla principal marca una centésima de hora o 0,6 minutos.
  • Electrónico: Esta clase de cronómetro admite contabilizar tiempos acumulativos o parciales y de regreso rápido.

Partes de un cronómetro

  • Cara: Es donde se registran todos los datos de tiempo del cronómetro. Las hay análogas o digitales y esta fraccionada por separaciones que miden centésimas e incluso milésimas de segundo. Los análogos tienen manecillas, mientras que los digitales expresan los datos en una pequeña pantalla en números.
  • Botones de acción: Tanto el modelo analógico como el digital presentan botones para accionar el cronómetro. Un botón que inicia y al mismo tiempo puede detener el tiempo, además de un botón para reiniciar el conteo o para hacer una vuelta o fraccionar el conteo en tiempos parciales.

Como utilizar un reloj cronometro

Características adicionales de un cronómetro

Algunos cronómetros pueden adicionar otras características útiles para contabilizar un suceso. Por ejemplo, es posible hacer divisiones del tiempo total de una carrera de relevos. Así se pueden registrar los tiempos de cada participante sin necesidad de usar otro cronómetro. La cantidad de tiempos parciales es limitada, debes consultar con el manual para ver cuántos tiempos parciales tiene un cronómetro en particular.

Tambien es posible usar la función de temporizador en los cronómetros. Esta función consiste en contabilizar en reversa, es decir, funciona  al contrario de un cronómetro. En vez de medir el tiempo que tarda un evento, puedes colocar un tiempo específico para contabilizar. Por ejemplo, necesitas dejar un pastel en el horno durante una hora, programa el temporizador por ese tiempo, este sonará cuando la hora haya concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *