Un fusible es un elemento eléctrico importante en la conformación de un circuito, garantizando la seguridad del mismo. Los fusibles son usados en una gran variedad de ámbitos relacionados con la electricidad.

Es más sencillo y menos costoso remplazar un fusible que se ha quemado, que comprar cualquier electrodoméstico o pieza de un sistema eléctrico. Además, los fusibles podrían hasta evitar un incendio o daños mayores.

Qué es un fusible

El fusible es un dispositivo que está compuesto por un soporte y una lámina o filamento hecho de un metal o alguna aleación de metales, que tienen un punto de fusión bajo. Este se incorpora en un lugar específico de la instalación eléctrica.

Cuando la intensidad en la corriente sobrepasa un valor determinado (probable causante de dañar alguna pieza en la instalación) el fusible se fundirá. Los cortocircuitos o los excesos en la carga eléctrica pueden ser los causantes de este tipo de acontecimiento. El aumento de la corriente causaría destrucción de los elementos eléctricos o incluso incendio.

Para qué sirve un fusible

El fusible es el más antiguo elemento de seguridad frente a desperfectos en los circuitos eléctricos. Gracias a un fusible se puede ofrecer seguridad de equipos eléctricos al momento en que se presenten picos de tensión eléctrica o situaciones que sean causantes del aumento en el voltaje.

Si no se incorpora un fusible, se corre el riesgo de que los equipos eléctricos se dañen parcialmente o incluso se quemen por completo. El fusible logra su objetivo porque interrumpe el flujo de corriente al fundirse uno de los componentes que posee.

Tipos de fusibles

Los fusibles se pueden clasificar tomando en cuenta diversos aspectos, como su composición o la capacidad máxima de tensión que son capaces de soportar. La idea es que haya muchos tipos, justamente cada uno con un objetivo/área/capacidad específico.

Fusible cilíndricos

  • Estos fusibles se elaboran con un tubo de cerámica que es resistente a fuertes choques y presión interna. El tubo cilíndrico contiene internamente una lámina que es la que actúa como fusible.

Fusible de cuchillas

  • Conocidos también con el nombre de fusibles NH. Son los usados para responder antes cortocircuitos y sobrecargas en ciertas instalaciones de distribución. Los hay con percutor o sin él.

Fusibles de pastilla

  • Esta clase de fusible tiene un funcionamiento similar al fusible cilíndrico. Trabaja con componentes muy parecidos.

Fusible encapsulado de vidrio

  • Son los fusibles que se construyen con una lámina o hilo metálico y que se cubren con un tubo hecho de vidrio. Se suele instalar entre la fuente de poder y el circuito.

Fusible chicote

  • Es el fusible que usa un plomo o hilo metálico, el cual si detecta sobrecalentamiento se funde.

Fusible tipo tapón para enroscar

  • Es un tubo que se enrosca porque tiene una especie de camisa hecha de porcelana o de un material parecido que trae una camisa que permite enroscar.

Fusible de cartucho

  • Está hecho de un material aislante con soportes de metal que actúan como cierre y a través del cual se introduce el circuito por presión.

Fusible de plomo

  • Este es la clase de fusible más antiguo y consta de un pedazo de alambre hecho con plomo que se coloca de forma intercalada en el circuito. Se han dejado de usar porque no son seguros, se oxidan fácilmente y cuando se funden, se derrama por el circuito.

Fusible diazed

  • Es un fusible que se construye con base en un cartucho o un balín. Se coloca riscando en la coronilla y atornillando a la base.

Cómo funciona un fusible

La  forma cómo funciona un fusible es bastante sencilla. Está basada en colocar, de forma intercalada, en un circuito eléctrico un dispositivo que es mucho más débil que el resto del circuito. Cuando la corriente llega a niveles tan altos que pueden dañar los elementos del circuito, el fusible se funde y la corriente se interrumpe.

El fusible no es otra cosa que el elemento conductor que se encuentra encapsulado en un tubo y que al conectarse al circuito recibe la corriente. Es necesario que se calcule el espesor del elemento que conduce la electricidad, con el fin de que no haya más paso de la corriente.

Aplicaciones de los fusibles

Todos los circuitos eléctricos pueden (y tienden a) llevar integrado un fusible que proteja el sistema y evite daños mayores en caso de sobrecarga eléctrica. Además, su funcionamiento es sencillo, su aplicación es rápida y su coste es menor. Se podría decir que prácticamente no tiene desventajas.

  • En el hogar, se emplea una caja de fusibles, está hecha de metal y contiene una cubierta con bisagras. En su interior están los fusibles que se encargan de controlar todo el servicio eléctrico entrante así como la distribución de los mismos hacia el hogar. Esto proporciona protección contra cortocircuitos o sobrecargas eléctricas.
  • En el área automotriz también se usan los fusibles como sistemas de seguridad. En un automóvil, los fusibles se usan para salvaguardar los cables y todo el equipamiento eléctrico del vehículo. Por ejemplo los modulos de control de un auto (sirven para saber el funcionamiento de cada parte, ver más aquí) tiene información directa sobre los fusibles, ya que si hay uno quemado significa que hubo algún error recientemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *