Publicidad de Google

Los encargados del Ocean Park de Hong Kong han intentado sin éxito durante 10 años lograr que los pandas Ying Ying y Le Le de 14 años se apareen naturalmente. Un esfuerzo de una década que no daba resultados. 

Sin embargo, con el zoológico cerrado a los visitantes desde finales de enero debido al brote de Covid-19, el personal comenzó a notar cambios en el comportamiento de estos animales.


Luego de ya un tiempo de soledad Ying Ying empezó a pasar más tiempo jugando con el agua, mientras que Le Le ha estado dejando marcas de olor alrededor de su hábitat y buscando el olor de Ying Ying en el área. 

Parece que la lejanía de las personas ha ayudado a estos pandas a que puedan tener momentos íntimos más tranquilos y se pudo obtener un apareamiento natural exitoso.

¿Como les esta yendo a los pandas que leen la página, les ha ayudado el brote del virus o les ha causado lo contrario?